sábado, septiembre 22, 2018
Home > RECOMENDACIONES DE VICKY > Consejos Al Comer En Una Casa Ajena

Consejos Al Comer En Una Casa Ajena

Saber cómo actuar cuando vas a comer a casa de alguien es muy importante para causar una buena impresión, disfrutar del momento o simplemente evitar que los anfitriones terminen arrepentidos de haberte invitado. En este artículo te daremos recomendaciones para actuar con naturalidad y comportarte de la mejor manera en este tipo de situaciones.

Pregunta si debes llevar algo.
Es una buena cortesía preguntar al anfitrión qué puedes llevar. En caso de que te asignen algo para llevar, debes cumplir con llevarlo el día de la comida. Si te piden no llevar nada, puedes optar por no llevar nada, o bien, llevar algo que no sea parte del menú, por ejemplo: una botella de vino o unos chocolates.

Llegar demasiado pronto o tarde.
Procura no llegar demasiado pronto o tarde al evento. Si llegas demasiado puntual y el anfitrión aún no tiene todo listo puedes generarle estrés innecesario o incomodarlo. Por el contrario, si llegas muy tarde es inapropiado, ya que interrumpirás la comida y alterarás de cierta forma la organización del anfitrión.

Pregunta cuál es tu lugar en la mesa.
Cuando se trata de una comida compartida, lo mejor es que preguntes al anfitrión si tiene un lugar asignado para ti y dejar que él decida si te coloca en un punto en particular o si el espacio lo deja a tu libre elección.

A la hora de comer.
Al acudir como invitado debes probar lo que te ofrecen, independientemente de tus gustos personales, si algo no te agrada, pruébalo de todas formas.

Evita lanzarte sobre la comida desesperadamente, por más hambre que tengas, disfruta la comida de forma pausada.

Toma en cuenta el contexto.
Generalmente en Latinoamérica lo más adecuado es terminar con todo lo que te sirven, eso indica que fue de tu agrado todo lo que probaste. Si vas a comer en una casa en otro país en donde tienen diferentes costumbres, debes adaptarte a las reglas de mesa de esa cultura en particular.

Ofrece tu ayuda y agradece.
Al terminar de comer ofrece tu ayuda con las tareas que implicaron tu visita, puedes ayudar a recoger platos o limpiar el área, siempre hazlo con cuidado, no invadas el espacio del anfitrión.

Finalmente agradécele por la invitación y menciona lo bien que la pasaste durante la comida.

 

Fuente: Consejos Imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *