Home > BIENESTAR > Cuidado personal regresa a sus raíces

Cuidado personal regresa a sus raíces

¿Qué tipo de experiencia busca al comprar productos de belleza? La vida saludable ha permeado ese sector. Los artículos para el cuidado personal demandan productos amigables con el medio ambiente y que proporcionen bienestar físico y espiritual. Es una tendencia en crecimiento, de acuerdo a las proyecciones de la consultora Euromonitor Internacional.

Los analistas identifican que una vida saludable, la reinvención al ir de compras y la personalización son las tres megatendencias que impactarán el mercado en 2030, y que desde ahora se incuban en una sociedad interesa en el bienestar físico y mental.

Los consumidores se preocupan no sólo por los ingredientes de los alimentos que consumen, también lo hacen por los productos que utilizan en su cuerpo, lo que ha dado lugar a cremas, champú y sueros hechos con ingredientes naturales como hierbas, plantas, raíces, arroz y frutos, como papaya y aguacate.

La idea de un paso de los años saludable está sustituyendo los términos anti-edad y antienvejecimiento, por opciones como desacelerador y anti-señales. Se demandan tratamientos que ataquen el problema, pero que fundamentalmente lo prevengan.

“Aumenta el consumo de productos con protección solar, contra la contaminación y suplementos alimenticios como probióticos y proteína”, afirma Evelyn Rodríguez, analista en Euromonitor.

Ello marca un regreso a lo básico, a la valoración de los productos por su amabilidad con el medio ambiente, a preferir opciones con vitaminas, no testadas en animales y libres de sintéticos, que apuesten, sobre todo, a una belleza natural.

En América Latina, chilenos y uruguayos, son quienes más productos para el cuidado personal compran, artículos para el cabello y fragancias se encuentran entre los más vendidos, los mexicanos se ubican después de brasileños, argentinos, costarricenses y ecuatorianos.

La compra de este tipo de productos está relacionada con una visión integral que permea los sectores de la alimentación saludable y la práctica de ejercicio como complemento del bienestar mental.

Otra megatendencia es la reinvención al ir de compras que mutará como un reflejo de los cambios económicos y tecnológicos. “Los consumidores se informan antes de invertir en los productos y buscan establecer una relación con las marcas pre y post compra. Históricamente, a nivel global, los canales de distribución de productos cosméticos han sido liderados por hipermercados, farmacias y tiendas departamentales, pero las generaciones más jóvenes buscan productos especializados que se consiguen a través de tiendas especializadas, mientras que el comercio en línea sigue ganando terreno”, comenta Marie Bel, analista de investigación en Euromonitor.

Ello vincula directamente a la realidad virtual como recurso de seducción, aplicaciones web en las que se interactúa con los productos e inteligencia artificial por medio de lentes y proyecciones ayudarán al consumidor a elegir determinado producto.

La tercera megatendencia es la personalización, que se refiere a la creación de productos adaptados a cada consumidor.

“Estrategias que incluyen servicios personalizados de maquillaje, la oferta de múltiples variedades de un mismo producto, la cocreación y la prueba de productos a través de la realidad aumentada, han sido adoptadas por las empresas”, explica Andrés Chehtman, analista de investigación.

 

Fuente: El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *