Home > BLOG > Francisco Martín Moreno pide una reforma espiritual desde Puebla

Francisco Martín Moreno pide una reforma espiritual desde Puebla

Para Francisco Martín Moreno, la verdad histórica oficial que contienen los libros de textos sólo han creado un México engañado, tal el título de su reciente libro, editado por Planeta.

Conocer el pasado de un país, las decisiones que lo llevaron a ser lo que es y los porqués que están detrás de ellas ayudan no solo a formar una opinión, sino que también -y mucho más importante- servirían para definir de manera determinante el rumbo y trazar una meta que permitiera a la población acceder a una vida mejor.

Para el escritor, la historia del país, la que está basada en la llamada verdad histórica y que es divulgada a través de los libros de texto, ha sido manipulada al antojo y arbitrio del gobernante en turno y esa suma de transformaciones, casi siempre infundadas, han creado una nación sin identidad propia, por mucho que desde el ámbito político se insista en que en este país pluri-étnico y multicultural, crisol de razas, se originó al mexicano del siglo XXI.

Al menos es la provocadora tesis de Francisco Martín Moreno, el autor que más libros vende en México y quien tras hacer un análisis exhaustivo de las diferentes ediciones de libros de texto gratuito que van a las manos de la niñez mexicana llegó a conclusiones que, lo menos que hacen es dar una sacudida severa al conocimiento que hasta hoy muchos mexicanos han tenido de la historia del país.

Francisco Martín Moreno asegura que contrario a lo que muchos podrían suponer sólo dos libros de texto -el primero publicado en 1960 y, el segundo, el que se editó en 1992, bajo la presidencia de Carlos Salinas de Gortari-, cumplen y “se acercan a la verdad histórica de acuerdo con documentos y fuentes, que son la materia prima de la historia. Además están redactados en un contexto laico y hasta cierto punto liberal, digno de encomio”.

Del resto de los libros, hay enormes críticas que no sólo deberían ser atendidas desde el gobierno y los responsables de editar los textos en los que estudian y aprenden unos 25 millones de niños, sino que tendrían que mover a los padres de familia a preguntar e insistir hasta que reciban respuestas satisfactorias por qué muchos de los fundadores de la nación mexicana o de los héroes que se esforzaron por tener un país independiente desaparecen de una edición a otra.

Lo paradójico del tema es que si hay un país con riqueza histórica ése es México; pero al saber cómo los datos pueden ser manipulados, la nación o, más precisamente, los mexicanos han llegado a tener un sentimiento de orfandad, de falta de identidad o de creer que solo a un puñado de hombres se debe el desarrollo alcanzado hasta ahora.

Detrás de esa manipulación, dice el autor, no hay más que la intención de la clase política de ejercer el poder hasta anular a la sociedad, hasta someterla, sabedora de que “quien controla el pasado, controla el futuro”.

Pero en este propósito, el gobierno no ha estado solo; cuenta con dos poderosos aliados cuya intevención pone en duda la libertad y soberanía del país consignadas en la Constitución. Son la Iglesia católica y Estados Unidos las dos entidades que parecen haber redactado mucho de lo que aprenden en las aulas los niños mexicanos, según la percepción del autor.

De hecho, gracias a la manipulación, a las verdades a medias, a la eliminación de pasajes históricos trascendentes es que hoy en día la mayoría de los mexicanos es incapaz de responder “por qué somos un país de reprobados y por qué existen millones de mexicanos sepultados en la miseria, por qué siendo un país rico en recursos naturales somos incapaces de aprovecharlos en beneficio de nuestros habitantes, de la inmensa mayoría marginada; un México muy rico y muy pobre, un país con grandes bienes materiales que paradójicamente han sido, para nosotros, verdaderas maldiciones”.

Para ejemplificar sus conclusiones, el autor se remonta hasta el México precolombino cuando, ciertamente, se realizaron sacrificios humanos (calificativo dado por los españoles que llegaron a la antigua Tenochtitlán), mas con un sentido espiritual porque se trataba de ofrendas a los dioses para que a la muerte siguiera la vida, como parte de un ciclo constante.

“Pero nunca existió el sadismo ni los suplicios con el fin de obtener dinero, de hacerse de riquezas ajenas sino que se ofrecía la sangre para halagar a la divinidad como parte de un primitivismo teológico”, dice. “Pero jamás se inmoló a nadie en la piedra de los sacrificios para que el supremo sacerdote se apoderara y disfrutara de los bienes del ejecutado, tal y como ocurrió en los dominios españoles donde ‘no se ponía el sol’”.

Y así de la historia oficial se suprimió la existencia de uno de los primeros grandes tlatoanis, Tlacaélel, y se dio preponderancia a la Santa Inquisición, cuyo poder aún hoy está impregnado en el imaginario colectivo, de tal manera que el orgullo por el México antiguo se anuló; como también ocurrió con la satisfacción que podría dar sentirse verdaderamente mexicano y saberse capaz de ser exitoso y contribuir a encontrar soluciones que lleven a una vida mejor.

En un principio, en la década de 1960, los primeros autores de los libros de texto hicieron patente su aspiración de que estos se convirtieran en uno de los legados que la Patria deja a sus hijos y, si eso hubiese ocurrido, la formación académica de niños y jóvenes los habría llevado a ser ciudadanos conscientes al participar en las decisiones políticas del país al ejercer su derecho al voto.

Contrario a ello, hoy los jóvenes que votaron en las elecciones de 2012 y los que lo harán por vez primera en 2018 carecen de elementos precisos, objetivos, o por lo menos neutros, que les permitan tomar la mejor de las decisiones posibles. No obstante, el proceso constante de aniquilación del pasado indígena, el ensalzamiento de algunos héroes y las verdades oficiales al amparo de los dictados de la Iglesia para adornar o justificar ciertas acciones hacen, desde ahora, posible imaginar quién o quiénes serán los personajes políticos más favorecidos por el electorado.

Y es que en este análisis de Francisco Martín Moreno nadie escapa: ni el pasado ni el presente. Lo mismo consigna los pendientes de los gobiernos emanados del Partido Acción Nacional (PAN), que los del viejo Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del mal llamado nuevo PRI en acotencimientos tan recientes como la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, la matanza de Aguas Blancas y la lucha contra el narcotráfico.

Pero el autor tampoco deja fuera a quienes siguen la línea del caudillismo y se erigen en poseedores de la verdad absoluta, como en su opinión ocurre con Andrés Manuel López Obrador, “hoy dueño de Morena, en cuyo interior no existe la menor expectativa de democracia, sino que todo gira alrededor de su único amo, ciertamente movido por la sordera y la intolerancia”.

Recuperado para VickyFuentes.com

One thought on “Francisco Martín Moreno pide una reforma espiritual desde Puebla

  1. Tenia que ser un «novelista» de la fantasía, la ciencia ficción, la mentira, la trama y de toda esa crema que le debe echar a sus tacos vive..
    Sin embargo,
    Sam Miller, el judío que dijo: «Ya basta» de atacar a la Iglesia Católica

    UN JUDÍO PRESENTA UN ANÁLISIS SERIO SOBRE LAS OBRAS DE LA IGLESIA CATÓLICA A LA VEZ QUE SE EXTRAÑA DE LAS INTRIGAS EN CONTRA DE ELLA

    Sam Miller, prominente hombre de negocios judío en Cleveland, combate animosamente el esfuerzo concentrado de los medios de comunicación para denigrar a la Iglesia Católica en Estados Unidos.

    “Quizás sea mas fácil para mi decirlo, porque no soy católico: ya he tenido suficiente, más que suficiente, ya basta!”

    En el transcurso de mi vida, jamás había visto un ataque más revanchista, más insidioso, más prejuiciado, que el que he observado en los últimos 18 meses contra la Iglesia Católica; y lo que más me extraña, es que suceda en los Estados Unidos, donde se supone que existe un absoluto respeto por todas las confesiones religiosas”

    “¿Sabías que en 2007 había en el mundo 1.115 millones de católicos bautizados?

    Pues de ese total, América tiene la mayor cantidad, el 51%, lo que asciende a unos 547 millones; Europa alberga al 26%, unos 282 millones; en África está el 16% o unos 147 millones; en Asia el 13%, lo que equivale a unos 116 millones; y en Oceanía, está un 0,8%, o sea, unos 9 millones.

    ¿Han pensado cuál es la verdadera razón para que algunos medios y grupos se ensañen en una permanente “vendetta” contra una de las más importantes instituciones de la Humanidad, como lo es la Iglesia Católica?¿Se han detenido a pensar cuál es su objetivo?

    Pocos conocen y menos aún se divulga, que solo en los Estados Unidos , la Iglesia Católica educa a 2.6 millones de estudiantes, lo que le cuesta más de 10.000 millones de dólares y, por ende, se le ahorra a los demás contribuyentes norteamericanos esa suma al año.

    En España, por su parte, 5.141 centros católicos de enseñanza forman cerca de un millón de alumnos, ahorrándole al Estado más de 3 millones de euros por centro por año!

    Los estudiantes de los centros católicos de enseñanza en todo el mundo, terminan sus estudios universitarios en un 92%; con cargo exclusivo a los fieles católicos., mientras la educación laica estatal se paga con los impuestos de toda la población, incluyendo la de los católicos.

    La lista de los 100 hospitales más connotados de los Estados Unidos, no sólo está encabezada por el Saint Joseph ‘s Hospital and Medical Center de Phoenix, Arizona, entidad que ha prestado sus servicios por más de 115 años continuos, sino que 28 de los otros hospitales seleccionados son también operados por la Iglesia Católica. Uno de cada cinco estadounidenses, acude a un hospital católico.

    Ahora, si bien en los Estados Unidos hay más de 260 centros médicos católicos, en España 107 hospitales católicos le ahorran al Estado y a los contribuyentes unos 50 millones de euros por hospital al año, mientras que 1.004 centros, entre ambulatorios, dispensarios, asilos centros de minusválidos, de transeúntes y de enfermos terminales de SIDA con más de 51.300 camas, les ahorran otros 4 millones de euros por centro por año.

    En total, la Iglesia Católica administra y sirve el 26% de los centros hospitalarios y de ayuda sanitaria que existen en todo el mundo!

    También en España, el gasto de Cáritas al año es de 155 millones de euros, salidos todos del bolsillo de los católicos españoles, el gasto de Manos Unidas suma otros 43 millones de euros del mismo bolsillo, el gasto de las Obras Misionales Pontificias llega a 21 millones de euros, ¿imaginan de dónde sale ese dinero?; y además, hay 365 centros de reeducación de marginados sociales, ex – prostitutas, ex – presidiarios y ex – toxicómanos, unas 53.100 personas permanentemente, que le ahorran al Estado y a los no católicos del país más de medio millón de euros por centro en cada anualidad

    Eso, sin hablar de los 937 orfanatos españoles que albergan 10.835 niños abandonados, ahorrándoles a los contribuyentes y al Estado, por supuesto, unos 100.000 euros anuales por año.

    Ah! Y el 80% del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimonio Histórico-Artístico español lo cubre la Iglesia Católica con las limosnas y donaciones de sus fieles, habiéndose calculado un ahorro aproximado al Estado de entre 32.000 y 36.000 millones de euros al año!

    Cuánto cuesta mantener para la Humanidad tantas y tan monumentales obras históricas de la cristiandad? Puede alguien siquiera imaginar la titánica labor que ello implica no sólo desde el punto de vista logístico, sino financiero?

    Con el dinero de quiénes se conservan las grandes obras del mundo católico? No con el de quienes atacan a la Iglesia, desde luego.

    Pero hay acaso algún impedimento para que toda la Humanidad pueda deleitarse viendo estas hermosas obras? Ninguno!

    Sumemos el que casi la totalidad de personas que trabajan o colaboran con las obras de caridad católicas, trabajan por los demás sin pedir a cambio un salario, realizando su labor para ayudar al prójimo sin pedir nada para sí. ¿En cuánto creen que podríamos cuantificar su trabajo?

    Déjenme darles algunos números que ustedes como católicos y no católicos deberían recordar. Por ejemplo, mientras el 1.7% del clero católico ha sido encontrado de pedofilia, 10% de los ministros protestantes han sido señalados por la misma conducta. No es que el mal de otros sea un consuelo o una excusa, sino que este NO es un problema exclusivo de los católicos.

    Hoy la Iglesia Católica se encuentra sangrando por heridas auto infringidas. La agonía que los católicos han sentido y sufrido no es necesariamente culpa de la Iglesia como un todo. Ustedes han sido dañados por un muy pequeño números de sacerdotes desviados, quienes en una buena parte han sido ya suspendidos y, los demás, pronto lo serán.

    Un estudio acerca de los sacerdotes americanos mostró que la mayoría se encuentra feliz desempeñando su sacerdocio y que lo han encontrado mejor aún de lo que suponían; además de que la mayoría, si se les presentara la alternativa, volvería a escoger el sacerdocio a pesar de todos los ataques que ha estado recibiendo la Iglesia Católica.

    Su religión ha provisto consuelo y fortaleza a miles de millones de seres a lo largo y ancho del planeta, aún en medio de las más difíciles circunstancias en todas las épocas., dándoles así una razón para seguir adelante cuando ya todo parecía perdido

    El valor de esa sola circunstancia, es inestimable en términos de progreso de la Humanidad, ya que ayuda a formar a mejores hombres y mujeres.

    La oración, no solo lleva a los católicos a identificar sus propias aspiraciones y necesidades, lo que de por sí es el primer paso para poner los medios y actuar, sino que les permite reconocer las necesidades de los otros y manifestar su aspiración de colmarlas, permitiéndoles así expresar su solidaridad.

    CAMINEN CON SUS HOMBROS RECTOS Y SU FRENTE EN ALTO.

    SIÉNTANSE ORGULLOSOS de ser miembros de la institución no gubernamental más importante de los Estados Unidos de América.

    Y luego recuerden lo que dijo el profeta Jeremías (6,16): “Permanezcan en los Caminos, busquen y pregunten por las rutas ancestrales, donde se encuentra el Bien, y caminen por ellas para que encuentren descanso para sus almas”.

    DEFIENDAN SU FE CON ORGULLO Y REVERENCIA, y dimensiones lo mucho que su religión ha hecho y sigue haciendo por todas las demás religiones del mundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *