Home > NACIONAL > Martha Erika recibe constancia de mayoría en Puebla

Martha Erika recibe constancia de mayoría en Puebla

En medio de un operativo de seguridad que incluyó a no menos de 500 policías, entre municipales, estatales, federales e incluso miembros de la Gendarmería, la panista Martha Erika Alonso Hidalgo recibió este domingo su constancia de mayoría como ganadora de la elección de gobernador en Puebla, al superar por 4.1 puntos a su contrincante, el morenista Luis Miguel Barbosa.

De acuerdo con el conteo distrital que llevó a cabo el Instituto Estatal Electoral de Puebla, y que ya incluye los votos en el extranjero, la panista obtuvo un millón 152 mil 978 sufragios válidos, mientras que el abanderado de Morena logró sumar 1 millón 30 mil 924 sufragios, es decir 122 mil 54 votos menos que su contrincante.

El acto de este domingo se llevó a cabo bajo la sombra de la violencia: la que se vivió el día de la jornada electoral, cuando grupos de encapuchados robaron a punta de pistola 70 paquetes electorales, y la que se vivió el pasado martes, cuando militantes de Morena irrumpieron en un centro de operación electoral que el PAN tenía montado en el hotel MM, de la capital poblana.

Ambos hechos fueron retomados por los representantes partidistas de las coaliciones, en la sesión en que el pleno del Consejo General del Instituto Estatal Electoral de Puebla validó la elección tras concluirse los conteos distritales.

“Violencia” también fue la palabra que más se repitió en el discurso de la gobernadora electa, al recibir su constancia de mayoría.

“Lo primero que quiero decirles esta tarde es que ganó la verdad sobre la violencia y la mentira de otros partidos políticos… hago un llamado a todas las fuerzas políticas, incluso a la intolerancia de Morena, para que respetemos la voluntad de los ciudadanos y las ciudadanas expresados en las urnas. Agotemos siempre nuestras diferencias a través de los canales institucionales, porque estoy convencida que la violencia jamás será el camino”, dijo Martha Erika Alonso.

Después la panista dijo que trabajará “de manera coordinada con el Ejecutivo federal, bajo el mando de Andrés Manuel López Obrador”.

Y concluyó diciendo: “Los retos que tenemos por delante exigen la colaboración de todos los actores de la vida pública. Estoy convencida de que juntos hacemos más”.

Mediante un comunicado, Pablo Cortés Córdova, representante de Morena ante el Instituto Estatal Electoral, cuestionó que la sesión del organismo electoral se haya realizado “en sesión privada, sin permitir el acceso a medios de comunicación y con la presencia excesiva de elementos de la policía municipal, estatal y federal para resguardar las instalaciones”.

Tras el acto protocolario, el morenista Luis Miguel Barbosa publicó un video en su cuenta de tuiter, calificando de fraudulenta la elección de Alonso Hidalgo, y afirmando que no está dispuesto a negociar ni con el exmandatario estatal Rafael Moreno Valle ni con el gobierno que encabezará su esposa, la hoy gobernadora electa.

En el mensaje adelantó que impugnarán los resultados, primero en el Tribunal Electoral local, al que acusó de estar controlado por el grupo de Moreno Valle, “ahí no espero que se haga justicia. Donde espero que se haga justicia es en la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”.

Cerca de un millar de personas salieron a las calles del centro de la capital poblana para protestar por los resultados electorales.

En la protesta las y los ciudadanos enfatizaron que no pertenecían a algún partido político, y que no había líderes, todo esto después de que la dirigencia estatal de Morena cancelara la convocatoria. Gabriel Biestro, dirigente estatal de Morena, dijo que tenían información de que el PAN iba a enviar infiltrados para hacer destrozos y ataques durante la marcha.

La protesta salió del Gallito, un punto de concentración tradicional en la capital poblana, y llegó al zócalo de la ciudad, un recorrido de 6 calles, gritando consignas como “Fuera Moreno Valle”, asegurando que el triunfo de su esposa, Martha Erika Alonso, es una reelección disfrazada.

 

 

Fuente: Animal Político

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *