Home > OPINIÓN > ¿Objetivos o expectativas?

¿Objetivos o expectativas?

Los tiempos se cumplen y los 217 ayuntamientos del estado de Puebla tienen por delante solo mil noventa y un días para cumplir lo que prometieron. ¿Son muchos o pocos? Depende, dijera el clásico. Sí, pero, ¿de qué depende? Muchas son las variables en cada caso. Dicen algunos que no debemos tener expectativas porque la frustración llega rápido; aseguran que es mucho mejor tener objetivos comunes y trabajar por ellos, ¿piensas igual?

Cumplir o no, ¿depende sólo de los presidentes municipales? Pienso que no. ¿Somos todos corresponsables? ¡Claro que sí!

El ejemplo más socorrido del por qué cuando tienes la oportunidad de viajar a los Estados Unidos, no tiras papeles o te pasas un alto y aquí te importa muy poco, es real y lo sabemos. El asunto tiene que ver con el cumplimiento de la ley, Allá sí hay consecuencias y aquí no, pero, ¿es solo responsabilidad de la autoridad? La mejor forma de educar es con el ejemplo.

“La participación ciudadana en la gestión pública implica un proceso de construcción social de las políticas públicas. Es un derecho, una responsabilidad y un complemento de los mecanismos tradicionales de representación política” (Carta Iberoamericana de Participación Ciudadana en la Gestión Pública, 2009).

Los tiempos que vivimos nos obligan a modificar la forma de pensar. Si queremos resultados diferentes, tenemos todos que hacer las cosas diferentes. La participación ciudadana en la administración pública implica la construcción conjunta de las decisiones que inciden directamente en los ciudadanos. Es un derecho, una responsabilidad y un complemento de los mecanismos tradicionales de la representación política. El pasado 6 de junio vimos una espectacular respuesta ciudadana en las urnas, es hora de cumplir los deberes ciudadanos, reclamando, exigiendo y cumpliendo con la responsabilidad que tenemos.

El éxito de la gestión de los alcaldes depende en gran medida de nosotros los ciudadanos. Nosotros los contratamos, les dimos nuestra confianza, elegimos sus propuestas, ¡Les toca cumplir! Un buen comienzo es decidir no ser parte de la corrupción y exigir el cumplimiento de las obligaciones y promesas que llevaron a los candidatos a gobernar hoy. Si tienes que hacer fila, levántate tempano y llega antes; si tienes para un trámite tienes que cumplir requisitos de tu empresa, ¡cumple! Y así en todo.

No pretendamos ser sólo espectadores para el 2024; debemos ser mucho más que eso o seguiremos solo quejándonos de la triste realidad que hoy vivimos en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *