miércoles, octubre 17, 2018
Home > RECOMENDACIONES DE VICKY > ¿Quién es Olga Sánchez, la ex magistrada que será la primera mujer que toma Gobernación?

¿Quién es Olga Sánchez, la ex magistrada que será la primera mujer que toma Gobernación?

Olga Sánchez Cordero, ex magistrada de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), es uno de los grandes fichajes de Andrés Manuel López Obrador para su futuro gabinete. Será titular de la Secretaría de Gobernación y promete dar un giro a este organismo centrándose en la migración y los derechos humanos.

Pero a juzgar por sus declaraciones, la influencia de Sánchez Cordero (Ciudad de México, 1947) va a llegar mucho más lejos.

Hará sentir su peso abanderando acciones como los foros de consulta ciudadana para pacificar el país, que arrancaron este martes en Ciudad Juárez, y buscando estrechar relaciones con otros ministerios y congresos estatales para impulsar la despenalización de las drogas y leyes como la de la voluntad anticipada o el aborto en todo el territorio.

Licenciada en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Sánchez Cordero participó del movimiento estudiantil del 1968 e incluso simpatizó con la ola hippie, según explicó en una entrevista en 2014.

AMLO arriba a Ciudad Juárez para inaugurar foros; se encuentra con Corral y anuncia Fiscal para diciembre
Hizo estudios de posgrado en Política Social y Administración en Reino Unido, y fue la primera mujer notaria por oposición en la Ciudad de México.

Se desempeñó como magistrada numeraria del Tribunal Superior de Justicia de la capital de 1993 a 1995.

Pero su gran encargo, que le llevó a ser considerada una de las mujeres más influyentes y poderosas de México, fue como ministra de la SCJN, de 1995 a 2015.

En el máximo tribunal ocupó el espectro más progresista. El día de su despedida, el 30 de noviembre, la magistrada recordó que en libertad “todo florece”, y celebró los fallos emitidos en favor del matrimonio igualitario, el uso lúdico de la marihuana, el debido proceso o los derechos sexuales y reproductivos.

Así como aquellos en defensa de grupos marginados, como los migrantes o los indígenas.

Sánchez Cordero recibió en 2012 el máximo galardón que entrega la Universidad del Claustro de Sor Juana, y destacó que el pensamiento libertario de la monja novohispana inspira su trabajo.

Tras abandonar el cargo en 2015 fue nombrada diputada constituyente de la Ciudad de México: es decir, encargada de la elaboración, junto a un grupo de expertos, de la primera Carta Magna de la capital mexicana, que alcanzó así la categoría de estado.

En septiembre del pasado año, Sánchez Cordero se sumó oficialmente al proyecto del líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que se presentaba por tercera vez en unas elecciones presidenciales.

Tras una larga campaña electoral, el abanderado de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) ganó la Presidencia el pasado 1 de julio, con más de 50 % de los votos.

Entre las principales figuras del que será su próximo gabinete se encuentra Sánchez Cordero, futura secretaria de Gobernación.

Tras la victoria de López Obrador, la exmagistrada ha reconocido que tiene por delante el enorme reto de encarar la violencia que asuela al país, con más de 30.000 asesinatos en 2017, la cifra más alta en dos décadas.

“El objetivo es la pacificación”, dijo poco después del triunfo electoral en una rueda de prensa para presentar el plan de seguridad del futuro gobierno, compuesto por diez ejes estratégicos y cuyo núcleo es la ley de amnistía a criminales.

Sánchez Cordero es partidaria de la despenalización de las drogas y enfocará su cartera en el respeto a los derechos humanos y la protección del migrante.

Olga Sánchez, eventual Secretaria de Gobernación, propondrá legalizar la cannabis para fines lúdicos
Además de estos temas, ha apuntado también a una serie de derechos y libertades que buscará impulsar desde su importante cargo.

Por ejemplo, quiere promover la despenalización de la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas en todo México, pues hoy 18 de 32 estados contemplan la protección jurídica del feto o el derecho a la vida desde la concepción, mientras en el resto existen legislaciones dispares.

Además, promoverá la Ley de Voluntad Anticipada en todas las entidades federativas del país que todavía no cuentan con ella.

Entre otros puntos, la ley regula la decisión de las personas de ser o no sometidas a procedimientos médicos o tratamientos que puedan alargar su vida en la etapa terminal, cuando ya no se pueda mantener de forma natural.

En una ponencia de mediados de julio, comentó que el próximo presidente de México conoce sus posicionamientos y le ha dado el siguiente mensaje: “Carta abierta. Lo que sea necesario para pacificar este país. Abramos el debate”.

 

Fuente: Sin Embargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *