viernes, agosto 17, 2018
Home > RECOMENDACIONES DE VICKY > Realizarán viajes al fondo del mar para ver al Titanic

Realizarán viajes al fondo del mar para ver al Titanic

Hace 106 años, el Titanic, el mayor barco construido en ese tiempo, se hundió en el fondo del mar, cerca de la costa de Canadá. Una tragedia que terminó con la vida de más de mil personas, pero que también convirtió al trasatlántico en una de las mayores leyendas de la navegación marítima, la cual, sigue atrayendo la atención de miles de personas.

A partir de 2019, la compañía británica Blue Marble Private ofrecerá viajes para zambullirse en las profundidades del Océano Atlántico Norte y ver lo que queda de este histórico crucero.

“Estamos encantados de compartir la extraordinaria oportunidad de que un número limitado de exploradores formen parte de una experiencia épica para redescubrir el naufragio más famoso de la historia”, indica la empresa en su página web donde promociona la expedición.

Las expediciones se realizarán en conjunto con OceanGate, quien buscará reunir imágenes y videos del barco con el fin de hacer un modelo 3D del mismo.

Inicialmente los viajes estaban programados para mayo de 2018, pero tuvieron que ser reprogramados debido a las inclemencias del tiempo, indica CNN Travel.

“Al llegar, tuvimos una semana de truenos y tormentas eléctricas realmente malas. El campo electromagnético del rayo dañó más de 70 por ciento de los equipos electrónicos”, indicó la gerente de Marketing de OceanGate, Dana Hall, a CNN Travel.

El viaje de 2019 partirá de Terranova, Canadá, después, los turistas serán transportados en un sumergible de titanio y carbono hacia la zona donde se encuentra el barco, a más de 3 kilómetros bajo la superficie del Atlántico.

“Alcanzando profundidades de 4 mil metros en un sumergible de titanio y fibra de carbono especialmente diseñado, guiado por un equipo de expertos, que se deslizará sobre la cubierta del barco”, indica Blue Marble Private

El primer viaje ya está completamente vendido, a pesar de que cuesta 105 mil 129 dólares por persona.

Blue Marble Private indicó que este este precio equivale, sumando el efecto de la inflación, a los 4 mil 350 dólares que costó un viaje de primera clase en la inauguración del Titanic, que zarpó en 1912 desde Southampton, Inglaterra, pero que nunca llegó a Nueva York.

The Bluefish también planea hacer viajes al Titanic durante 2019 y 2020. Los viajeros llegarán al lugar del Titanic a bordo de dos sumergibles y estarán de 10 a 11 horas en las profundidades del mar.

El interés en el desastre marítimo más famoso del siglo XX ha crecido aún más desde que Robert Ballard y su equipo descubrieron los restos del Titanic hace casi 33 años.

Sin embargo, de acuerdo a un estudio publicado en 2016 en la revista científica Nature, se descubrió en el barco una bacteria llamada “extremófilia”, la cual, podría acabar con lo que queda del barco en 15 o 20 años, por lo que estos viajes podrían ser la última oportunidad de visitar al Titanic.

OceanGate Expeditions indica, en su página web, que a partir del siguiente año realizará una serie de expediciones semanales con la finalidad de documentar y modelar completamente el naufragio.

“Esta expedición para recopilar imágenes, videos y datos del sonar proporcionará una base objetiva para evaluar la descomposición de los restos del naufragio a lo largo del tiempo y ayudará a documentar y preservar su historia”, indica la compañía.

En estas expediciones semanales se reunirán 30 personas, entre ellas, científicos, nueve especialistas de misiones, los pilotos de los sumergibles, entre otros, y tendrán los siguientes objetivos:

-Crear un modelo 3D detallado del naufragio utilizando la última tecnología en sonar, escaneo láser y fotogrametría.

-Complementar el trabajo realizado en expediciones científicas anteriores que han capturado datos e imágenes para el estudio científico continuo del sitio.

-Documentar el estado del naufragio con fotografías y videos de alta definición.

-Documentar la flora y fauna que habita en el sitio del naufragio para comparar esta información con los datos recopilados en expediciones científicas anteriores para evaluar mejor los cambios en el hábitat y el sitio.

 

 

Fuente: El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *