Home > GOBIERNO ESTATAL > Venezuela vive una crisis humanitaria y urge un liderazgo latinoamericano

Venezuela vive una crisis humanitaria y urge un liderazgo latinoamericano

México aun cuando geográficamente pertenece a América del Norte, también es un país Latinoamericano y por consecuencia, lo que está sucediendo hoy en Venezuela tiene que ser un tema de interés para los mexicanos, ciudadanos y gobierno, sentenció la Mtra. Nora Arroyo Carrasco, Directora de la Facultad de Relaciones Internacionales de la UPAEP.
La problemática social por la que está atravesando Venezuela es un tema que requiere también de la atención de las naciones que forman parte de América Latina, principalmente, y del resto del mundo, señaló la Mtra. Nora Arroyo.
Asimismo, dijo que urge que un grupo de naciones latinoamericanas se reúnan y ejerzan su liderazgo para presionar al gobierno de Nicolás Maduro y dé marcha atrás al sistema autoritario que está imperando en Venezuela, tras los diálogos fallidos anteriormente.
La Mtra. Arroyo Carrasco refirió, lo que está sucediendo en Venezuela es una ruptura del orden constitucional, “en donde tenemos una situación que data de 18 años, desde que accede al poder el expresidente hoy muerto Hugo Chávez y después lo que sucede a partir del 2013 con la llegada de Nicolás Maduro”.
Y reiteró que esta ruptura se da porque recientemente Nicolás Maduro, hace una declaración en donde se da por terminada la Asamblea Constituyente y se pasan todos los poderes al Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, lo que ha sido catalogado como un golpe de estado, que para algunos lo es y para otros no, pero que al final rompe todo el esquema político de Venezuela.
Declaró que en los últimos días se puede observar una participación completa de la sociedad, sociedad que está divida, en donde además, no podemos hablar de “que un 50 por ciento está con Nicolás Maduro y el otro 50 por ciento en contra de él. Sino más bien, estamos hablando de que hay un 70 por ciento de la población que están en contra del mandatario venezolano”.
Situación que ha polarizado a la sociedad en Venezuela. Y podemos observar que un pueblo que está polarizado, un pueblo que carece de alimentos, puede pasar y dar un paso hacia una guerra civil interna. Acotó, “no estoy afirmando de ninguna manera que esto pudiera darse a corto plazo, pero es una posibilidad que esto pudiera pasar”.
Agregó que el gobierno de México al igual que otros países latinoamericanos sobre todo, aquellos que no tienen una liga directa con el gobierno venezolano, han estado presionando también por parte de la OEA, para que haya conversaciones y se reúnan en una mesa de discusión para arreglar la situación de Venezuela y su gobierno en turno.
Dijo que es urgente que varios países latinoamericanos formen un frente común para sentarse en la mesa de conversaciones y logren conformar un grupo como el que se creó hace dos décadas –el grupo de contadora- para tratar de que haya una mesa de acuerdos apoyada por países latinoamericanos y se abra un camino que lleva a ambas partes tanto oposición como gobierno a una mesa real de discusión.
Por su parte, el Mtro. Derzu Daniel Ramírez Ortiz, catedrático de la Facultad de Relaciones Internacionales, dijo que para entender lo que está pasando hoy en día en Venezuela, es que en los últimos años, los problemas se han venido acumulando, en donde supuestamente por combatir la pobreza, el estado venezolano lo que comenzó a hacer es generar transferencias hacia el pueblo venezolano de manera irresponsable, ocasionando que se creara una especie de efecto riqueza, en donde muchos sectores del pueblo de Venezuela marginados o en pobreza, comenzaron a recibir estas transferencias, lo cual provocó que reiterarán su lealtad hacia el régimen.
Abundó que el gran problema de este modelo de gasto es que actualmente ya no es viable, la forma en que el estado venezolano comenzó a financiar este modelo de gasto fue través de las ganancias obtenidas por el petróleo, a través de la generación de deuda, de generar expropiaciones y cuando los precios del petróleo comenzaron a caer, se puede observar que este modelo de desarrollo económico se volvió inviable.
Indicó que poco a poco se pudo apreciar como la economía venezolana comenzó a deteriorarse, y hoy en día ese país está viviendo una situación aguda y delicada y prácticamente están sus ciudadanos frente a una crisis humanitaria.
Reiteró que es importante señalar que el gobierno venezolano desde hace varios años ya no publica cifras oficiales, no así con los organismos internacionales que han dado a conocer algunos indicadores que arrojan la siguiente información: se calcula que Venezuela en el 2016 tuvo un nivel de inflación de más del 450 por ciento, en el mismo 2016, su PIB cayó en un 5 por ciento y hoy, vemos que los alimentos y medicinas están escaseando y los niveles de mortalidad infantil han subido de manera importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *